Resistencia a la "castellanización" en Valencia



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Como es sabido, desde 1283 comenzaron a reunirse las Cortes generales de Valencia, de las que emanaban los "furs" y los "actes de cort". En general, para la doctrina valenciana, ambos tipos de normas habían de considerarse como paccionadas, no pudiendo ser derogadas por una sola de las partes y, desde luego, el rey no podía vulnerarlas, ya que, en caso contrario, entraba en funcionamiento el mecanismo constitucional protector de los fueros, constituido por el "reparo de agravios".

Sin embargo, algunos autores puntualizan, y así lo hace Matheu i Sanz aunque en época ya tardía, que las leyes de Cortes se consideran pactadas sólo cuando a cambio de su aprobación el reino reunido en ellas hubiera hecho una concesión económica al monarca. Era entonces cuando el acuerdo a que hubieran llegado los estamentos con el rey se transformaba en un contrato irrevocable, que el reino podría esgrimir para defender su Derecho frente a las intromisiones regias que pudieran ir en contra de dichas leyes "compradas".

Fuente:
Manual básico de Historia del Derecho - Enrique Gacto Fernández, Juan Antonio Alejandre García, José María García Marín.