El "pase" o "uso foral" en los territorios vascos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
La vinculación de Alava, Guipúzcoa y Vizcaya a la Corona de Castilla no supuso una incidencia radical del Derecho castellano en estos territorios, como ya vimos al tratar de su situación jurídica en la Baja Edad Media. Las tres zonas desarrollaron un particular mecanismo institucional de protección de sus peculiaridades jurídicas y políticas, el "pase" o "uso foral", ante un esperado intento regio de "castellanización".

En Guipúzcoa, eran su Junta o, en su defecto, la Diputación las que, previamente a la aplicación de las disposiciones reales y providencias de los tribunales, las examinaba, a fin de ver si se oponían o no a sus libertades, exenciones, privilegios y franquicias. Si encontraban que no vulneraban sus fueros les concedían el "pase"; en caso contrario, las obedecían pero no cumplían y su aplicación quedaba en suspenso y a la espera de que el rey adoptara una nueva resolución, como respuesta a la solicitud que se elevaba a la corte. Así estaba reconocido desde las Ordenanzas de 1473, y nuevamente en la Recopilación de 1696.

En el caso de Vizcaya el "pase foral" es también simultaneado con la tradicional fórmula castellana del "obedézcase, pero no se cumpla", siendo la Diputación de la Junta la que fiscalizaba y decidía sobre la aceptación o no de la disposición regia, de acuerdo con lo establecido expresamente en el Fuero de 1527.

Finalmente, respecto de la provincia de Alava, la aplicación de la mencionada fórmula castellana sólo se fijó en una Real cédula de 1703, dada a petición de la provincia en la Junta celebrada en Vitoria el 21 de noviembre de ese año. Las Ordenanzas alavesas de 1463 no se referían a ella.

Fuente:
Manual básico de Historia del Derecho - Enrique Gacto Fernández, Juan Antonio Alejandre García, José María García Marín.