La "Generalidad" de Cataluña



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
En reinados sucesivos, la concepción pactista del poder, con su reflejo en la legislación, no hará más que acentuarse. Así, durante el período de Pedro IV el Ceremonioso (1336-1387), tiene lugar un hecho trascendental en la vida política catalana: la aparición de la Generalidad de Cataluña, o delegación permanente de las Cortes, cuya misión original fue la de hacer cumplir los acuerdos adoptados en aquéllas en los intervalos entre sus reuniones.

Será a fines del siglo XIV, cuando la "Diputació del General de Cathalunya" se consolide como órgano permanente y amplíe extraordinariamente sus funciones, que, de ser la mera ejecución de los acuerdos tomados por las Cortes en materia financiera, llegaría a abarca cometidos políticos, de gobierno y administración, transformándose en el organismo esencial de la constitución política catalana, como representación permanente de la generalidad del país, o "Generalitat".

A través de la Generalidad, la oligarquía catalana comenzó a controlar los subsidios otorgados al rey en las reuniones de Cortes, con el fin de asegurarse el cumplimiento del pacto. Más tarde, las Cortes de Barcelona de 1412-1413 no constituyeron sino el reflejo fiel de un nuevo enfrentamiento, ahora entre dos grupos sociales antagónicos: la oligarquía tradicional y las clases populares en las que el rey trataba de apoyarse para restar impulso y poder a aquélla. A partir de aquí el pacto tendrá también como finalidad la obtención de ventajas por parte de las clases sociales inferiores, frente a la nobleza, el alto clero o el patriciado urbano, utilizando las Cortes como medio de reformar el Derecho catalán conforme a sus intereses.

Fuente:
Manual básico de Historia del Derecho - Enrique Gacto Fernández, Juan Antonio Alejandre García, José María García Marín.