Los modos de transmisión del saber antiguo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Puede decirse que desde los tiempos del denominado "renacimiento carolingio", el saber de la época se transmitía a través de las escuelas monásticas y episcopales. Los medios de la educación seguían siendo los del mundo clásico, es decir, el Trivium, que comprendía los conocimientos de la Gramática, la Retórica y la Dialéctica, y el Quadrivium, que abarcaba los de Geometría, Aritmética, Astronomía y Música. Para el acceso a tales saberes, enmarcados en las llamadas "artes liberales", se manejaban por lo general los textos clásicos: Prisciano y Donato para la Gramática, Cicerón para la Retórica, Profirio para la Dialéctica, Euclides para le Geometría, Plinio para la Astronomía, sin olvidar las aportaciones generales de San Isidoro de Sevilla.

Gracias a aquellas escuelas monásticas y a sus scriptoria, donde eran objeto de estudio y de copia los viejos textos conservados desde siglos, la ciencia clásica pervivió y se transmitió a la posteridad. Los ejemplos de Monte Cassino en Italia, de Bec en Normandía, o de Ripoll en Cataluña son lo suficientemente ilustrativos como para comprender la importancia que los centros eclesiásticos adquirieron en la transmisión de la cultura.

Fuente:
Manual de Historia del Derecho (Temas y antología de textos).
Enrique Gacto Fernández, Juan Antonio Alejandre García, José María García Marín.
Páginas 157-158.