El Fuero de Zaragoza



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alfonso I, en 1119, otorgó como fuero a los pobladores de Zaragoza los privilegios de los infanzones de Aragón que, entre otras ventajas, incluía la exención de prestar servicio militar a su costa a no ser en los casos de batalla campal o de sitio de un castillo, y aún en estos supuestos sólo estaban obligados a servir por un tiempo máximo de tres días.

Algunos años después, el propio Alfonso I promulgó para la ciudad el llamado Privilegio del Tortum per Tortum, conocido también como Privilegio de los Veinte: un conjunto de facultades procesales que por las que los zaragozanos quedaban autorizados a tomarse la justicia por su mano cuando fueran agravados por algún forastero, y a resarcirse de los perjuicios recibidos sin someterse a ninguna formalidad jurídica. Veinte pobladores juraron este privilegio, y tomaron después juramento a los demás vecinos, para asegurar así la solidaridad de toda la población en la conservación, defensa y cumplimiento de esta prerrogativa.

Aunque el Fuero de Zaragoza se extendió a varias ciudades de Aragón, Navarra, Cataluña y, más tarde, Valencia, el Privilegio de los Veinte no se consideró incluido, salvo excepciones, en esta expansión, permaneciendo como manifestación más típica y privilegiada del Derecho de la ciudad de Zaragoza.

Fuente:
Manual de Historia del Derecho (Temas y antología de textos).
Enrique Gacto Fernández, Juan Antonio Alejandre García, José María García Marín.
Página 128.