El Fuero de Sepúlveda



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
El año 1076, en la frontera castellana del Duero, Alfonso VI confirmó un Fuero a Sepúlveda, reconociéndole una serie de privilegios tan amplios que se comprende bien la gran difusión de que fueron objeto por otras localidades: inmunidad a los repobladores por cualquier acto ilícito que hubieran cometido antes de llegar a instalarse en la ciudad, protección durante un año de los bienes que hubieran dejado en el lugar de procedencia, disfrute de los privilegios procesales que gozaban los infanzones y, por supuesto, autonomía judicial plena.

Hacía 1300, después de una episódica vigencia del Fuero Real, el Concejo recopiló a toda prisa los privilegios y costumbres de la ciudad, para presentarlos a la aprobación regia. Se elaboró así un nuevo texto encabezado por la versión romanceada del Fuero de 1076, a la que se añaden, en 254 capítulos, el Derecho municipal sepulvedano ahora redactado junto con una buena parte del Fuero de Cuenca. El nuevo Fuero de Sepúlveda termina copiando la apariencia de que todo él procede de aquella fecha.

Fuente:
Manual de Historia del Derecho (Temas y antología de textos).
Enrique Gacto Fernández, Juan Antonio Alejandre García, José María García Marín.
Página 132.