El Fuero de Jaca



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
En el año 1063, Sancho Ramírez concedió a la villa de Jaca la categoría de ciudad, y le otorgó un fuero donde concedía a sus habitantes los privilegios que le habían solicitado. El texto presenta un carácter marcadamente burgués y mercantil, dotado de una serie de libertades que lo configuran como un fuero de francos, concebido para fomentar el comercio y para atraer población ultrapirenaica aprovechando la afluencia de peregrinos que pasaban por la ciudad siguiendo el Camino de Santiago.

Contiene entre otros principios el de la posesión de año y día, que pronto iba a generalizarse por otras comarcas debido a sus ventajosas consecuencias en orden a garantizar rápidamente la estabilidad y la seguridad jurídica en las adquisiciones de tierras, cuestión de trascendencia especial en unos momentos en que son continuos los desplazamientos generalizados de una población ansiosa por establecerse de manera definitiva.

El Fuero se desarrolló considerablemente en los siglos XIII y XIV a consecuencia de una serie de sucesivas reelaboraciones efectuadas por prácticos del Derecho, y los reyes aragoneses lo difundieron concediéndolo a numerosas localidades. Se extendió también por municipios de Navarra como Estella, Sangüesa o Pamplona, donde conservó su carácter de Derecho de francos, propio de los extranjeros que asentados en esas ciudades, nutrirán las clases urbanas de burgueses o ruanos, las gentes libres por antonomasia.

Ya desde los años inmediatos a la concesión de su fuero, y gracias a la actividad del prestigioso grupo de prácticos que trabajaban sobre él, jaca se convirtió en un importante centro de difusión jurídica, al que acudían forasteros de todo Aragón, de Castilla y de Navarra para estudiar su Derecho e importar a sus lugares de origen algunas instituciones. Durante siglos, la ciudad se mantendría como el más importante foco de irradiación jurídica del territorio navarro-aragonés, y en ella aparecerán, como veremos más adelante, diferentes redacciones extensas, obra de juristas privados, que pretenden recoger el Derecho utilizado en toda la región.

Fuente:
Manual de Historia del Derecho (Temas y antología de textos).
Enrique Gacto Fernández, Juan Antonio Alejandre García, José María García Marín.
Páginas 127-128.