La difusión del Derecho común



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
El Derecho que hemos visto formarse en Italia, especialmente en Bolonia, desde el siglo XII, y como consecuencia del renacimiento general de la cultura que en esa centuria se produce, comenzará pronto a extenderse primero por la península italiana y después por el resto de la Europa occidental. Se trata de un verdadero "Derecho de juristas", una construcción teórica de altos vuelos asentada sobre la base de unos textos jurídicos poco menos que perfectos en su concepción y en su factura. Es decir, un Derecho culto, sin duda demasiado complejo para la sencilla mentalidad de los jueces de la época, acostumbrados desde hacía siglos a la simplicidad de sus derechos locales o particulares. Por ello su difusión habrá de producirse a través de medios también cultos, como veremos enseguida.

El fenómeno de la difusión del Derecho común afectará pronta e intensamente a los reinos hispánicos, desarrollándose de modo continuado desde la primera mitad del siglo XII, en que aparecen sus primeras manifestaciones en Cataluña, y de forma más generalizada en los siglos inmediatos posteriores.

Sin embargo, la difusión de aquel Derecho en los diferentes territorios peninsulares no se produce de forma simultánea, general e indiferenciada en todos ellos. Se trata, en definitiva, de un fenómeno complejo y lento que se produce en cada caso en diferentes fechas y con diverso grado de intensidad, de acuerdo con las variadas circunstancias de índole geográfica, política o cultural de los diversos reinos peninsulares.

Dicho en otras palabras: el Derecho común se recibe en España, en algunos territorios incluso tempranamente, pero su aceptación no se produce de la misma manera y con igual intensidad en todos ellos. Todo dependerá del grado de apoyo o de resistencia que ofrezcan los distintos factores políticos, culturales o sociales en cada reino o en cada ciudad, así como del nivel de difusión del nuevo Derecho en cada ámbito.

El conocimiento del Derecho común en los distintos reinos hispánicos de la Edad Media se produce a través de las mismas vías que en otros países europeos: los estudiantes, las Universidades y los libros jurídicos al uso.

Fuente:
Manual de Historia del Derecho (Temas y antología de textos).
Enrique Gacto Fernández, Juan Antonio Alejandre García, José María García Marín.
Páginas 173-174.