Aceptaciones de la palabra fueros



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  • El Derecho de la alta Edad Media fue recogido parcialmente en textos que reciben la genérica denominación de Fueros, salvo en la zona nororiental de la Península, en la que se utilizan expresiones como Usatici, Usatges, Costums, etc., alusivas a la naturaleza predominantemente consuetudinaria de su contenido, o su carácter de Derecho usado en la práctica.
  • La palabra Fueros se aplica también para designar los privilegios particulares que individualizan a una concreta comunidad frente a las restantes. Con este alcance ha sido empleado cuando hicimos referencia a los Fueros breves, reducidas colecciones en las que cada colectividad recoge las exenciones que ha ido recibiendo, casi siempre, como ya sabemos, con una finalidad repobladora.
  • En ocasiones, Fuero puede significar el Derecho de una colectividad entendido en su totalidad, como conjunto de normas, con independiencia de que procedan de privilegios concedidos por la autoridad política o se hayan formado por vía consuetudinaria.
  • Otras veces se utiliza genéricamente, como sinónimo de conjunto de facultades y de obligaciones característicos de un determinado estamento o sector social.
  • Por último, puede usarse en el sentido de derecho subjetivo, como facultad que asiste a una persona ante una situación jurídica dada, o como obligación que le vincula.

Referido a la Edad Media, el término Fuero suele utilizarse en su aceptación de ordenamiento jurídico de una comunidad local o comarcal en su conjunto, con un ámbito de vigencia, pues, reducido a los límites en los que tal comunidad se desenvuelve.

Y también en el primero de los sentidos señalados: como texto en el que ha resultado fijado por escrito el ordenamiento jurídico de una comunidad local o comarcal. Cuando se emplea con este significado conviene tener presente que el texto puede recoger un sector más o menos amplio del Derecho de la colectividad, pero que resulta casi imposible que lo abarque por completo. 

Fuente:
Manual de Historia del Derecho (Temas y antología de textos).
Enrique Gacto Fernández, Juan Antonio Alejandre García, José María García Marín.
Páginas 123-124.