Razones de la invasión musulmana



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
La travesía del Estrecho y el desembarco de una expedición militar musulmana con fines exploratorios en abril de 711 se ha querido relacionar con la conjura del gobernador de la plaza visigoda de Ceuta, el conde Olian o Julián, quien habría alentado a sus vecinos musulmanes a ocupar la Península para vengar la supuesta ofensa del rey Rodrigo, a quien la tradición, de la que posteriormente se harían eco romances y cantares populares, atribuía el estupro de Florinda la Caba, hija del conde.

Más cierto sería, sin embargo, inscribir el hecho militar en el marco del irresistible impulso expansivo del Islam, iniciado en los desiertos de Arabia unos 80 años antes, a consecuencia del cual surgió un poderoso imperio, al que se incorporaron Iraq, Mesopotamia, Egipto y todo el norte de Africa, tierras que antaño fueron en su mayoría parte del Imperio romano.

A ese factor habría que añadir la incitación de facciones nobiliarias visigodas que probablemente buscaron apoyo musulmán para alcanzar sus aspiraciones: a la muerte de Witiza, en febrero del 710, sus fieles nobles pretendieron repartir el reino entre sus hijos (alguno de los cuales, como Akila, parece que incluso llegó a proclamarse rey en el Nordeste peninsular), pero la asamblea, compuesta por elementos de la facción enemiga, que, desde un planteamiento legalista entendía que la elección por el Senatus era el único procedimiento válido para acceder al trono, no sólo no legalizó el reparto sino que eligió rey a Rodrigo. De esta forma se acentuó el conflicto interno, en cuyo contexto los witizanos reclamarían la ayuda exterior -y en este punto cabría anotar la intervención del gobernador ceutí, si existió- y a su llamada acudirían los musulmanes, aunque éstos se olvidaron pronto de la razón de su presencia para actuar en beneficio propio.

Fuente:
Manual de Historia del Derecho (Temas y antología de textos).
Enrique Gacto Fernández, Juan Antonio Alejandre García, José María García Marín.
Páginas 75-76.